Noticias

Una estafa en Whatsapp nos promete un regalo para el consumo en Starbucks

La firma de seguridad Kaspersky advirtió a usuarios de la aplicación de mensajería WhatsApp sobre una nueva estafa online circulando por dicha plataforma.

Mediante un comunicado se dio a conocer que el “Pishing”, como se conocen estas estafas”, engaña a los usuarios con un supuesto mensaje de Starbucks que estaría regalando un bono de 500 pesos para consumo en sus cafeterías a cambio de responder una encuesta.

La falsa promoción sugiere automáticamente contestar dicha encuesta para comprobar la veracidad del regalo; sin embargo cuando la víctima accede al enlace desde un dispositivo móvil, se carga el falso sondeo de Starbucks con algunos scripts diseñados para personalizar la campaña de acuerdo a la ciudad de origen de la víctima y su moneda local.

De esta manera, si la víctima reside en Estados Unidos, se promete un regalo de 500 dólares, si se encuentra en Argentina son 500 pesos y así sucede en cada país dependiendo su tipo de moneda.

Si la persona que accede a este link hace clic en la encuesta, los estafadores hacen el anuncio de difundir el mensaje a 10 de sus contactos con el fin de canjear el bono imaginario. De esta manera la estafa se extiende, especialmente debido a la inocencia de algunos de los usuarios de la plataforma de WhatsApp.

Pero, además, si la víctima recibe el mensaje y hace clic por medio de su computadora de escritorio, una secuencia de comandos en el sitio detecta el agente de usuario del navegador y redirige a la víctima a una página de soporte técnico falsa con la intención de asustarla para que esa proporcione acceso remoto a su sistema.

La estafa ha sido detectada por Kaspersky Lab. Dmitry Bestuzhev, Director del Equipo de Investigación y Análisis de la compañía, anima a los usuarios a dejar de compartir este tipo de mensajes vía WhatsApp para evitar viralizar su uso. Esta campaña fraudulenta, de momento, circula por Estados Unidos y Latinoamérica, pero podría llegar próximamente a Europa.

Esta campaña es un ejemplo clásico de una estafa basada en la popularidad de la marca de café, cuyos clientes de todas las edades aumentan cada día.