Sin duda alguna, la tecnología y la comida rápida son dos “compañeros” que van de la mano, y ahora Kentucky Fried Chicken (KFC), da un paso hacia el futuro.

El Coronel no quiere que escribas mensajes en tu celular mientras comes pollo con las manos todas grasosas. Para evitar esto, KFC creó un teclado especial instalado en las charolas llamado TrayTyper que se conecta vía Bluetooth a tu celular para que puedas escribir sin tener que ensuciar tu teléfono.

Los TrayTypers fueron entregados durante una semana en Alemania y se le entregaba al comensal un teclado en cada orden. Estos teclados son súper delgados, con solo 0.4 mm de espesor, y cuentan con Bluetooth y una batería recargable. Así que simplemente llegas a tu mesa, quitas la comida de tu charola, enciendes el teclado, lo conectas a tu celular y estás listo para escribir en este teclado que además es resistente a líquidos al igual que a la grasa.

Estos teclados, aparte de ser desechables, también podían ser recargados por USB, así que todos los clientes se llevaban su teclado después de su dotación de pollo grasoso.

Lamentablemente esto fue parte de su campaña publicitaria para la inauguración de varias tiendas en Alemania. Pero aceptémoslo, no diríamos que no a ninguna empresa de comida rápida que haga algo similar a esto en nuestro país.