Para comenzar esta historia debemos conocer qué son los videojuegos de simulación de fútbol, al estilo de Football Manager, PC Fútbol, o en este caso, Championship Manager. Estos juegos nos ponen en la piel de un entrenador, y para ellos nos ofrecen datos extremadamente precisos sobre la realidad de diversos equipos reales de fútbol.

Es así que cada videojuego cuenta con un equipo de investigadores (scouts) encargados de proporcionar nombres, edades, atributos físicos y demás datos sobre los futbolistas de cada club. Es decir, la misma tarea de relevamiento de datos que realiza un club a la hora de una contratación, pero para enriquecer una base de datos virtual, para un videojuego 100% realista.

Y surge Tó Madeira, la estrella del fútbol mundial

Gracias a esas investigaciones, llegó a la versión 2001/02 de Championship Manager un futbolista que jugaba en la posición de delantero, y a pesar de pertenecer al humilde club Gouveia de la tercera división de Portugal, se las ingeniaba para armar juego, asistir a sus compañeros dentro y fuera del campo, y en última instancia, marcar goles de todos los colores. Su nombre: Tó Madeira.

No era extraño entonces que ese nombre se transformara en el jugador que todo usuario conseguía como primera opción, ya que al formar parte de un equipo bastante pobre, no había contrato al que se negara.

Y tanto creció su popularidad que varios entrenadores verídicos de fútbol intentaron contactar con esta joven promesa, para que en el caso de que, si de veras jugaba así en la vida real, pudieran darle una oportunidad de probarse en los más grandes clubes de Europa.

Fea sorpresa fue la que se llevaron varios entrenadores, periodistas y el público en general cuando se descubrió la verdad: Tó Madeira era el primer jugador ficticio en los casi 10 años de historia del videojuego… Un personaje que muchos, incluso al día de hoy, consideran como “trampa”.

El origen de la mentira

Fue una broma lo que provocó todo el revuelo, cuando el scout António Lopes pasó, además de la información real del club, los datos de un jugador inventado por él. Decidió llamarlo Tó Madeira y atribuirle condiciones dignas de Pelé, Maradona, o más cercanos en el tiempo, su compatriota Cristiano Ronaldo o el argentino Messi.

Actualmente, Tó Madeira vive en el mejor recuerdo de muchos gamers amantes del fútbol… donde aún se imaginan cómo sería un equipo que lo tuviera como delantero estrella, con la espectacular compañía de Castolo y Minanda (héroes de la Master League).