La posibilidad no esta tan lejana…

La compañía monstruo en el comercio a través de la web no deja de pensar en ideas para innovar el mercado, y ahora parece que podría hacer uso de un enfoque muy propio de otros servicios de la llamada “economía colaborativa”. Personas normales podrían convertirse en mensajeros eventuales de Amazon, aprovechando así esos trayectos rutinarios y desde luego, pagando por ellos a esas personas.

Conocido internamente como “On My Way” haría que diversos locales en diversas ciudades reservasen parte de su espacio, a cambio de un pago, claro está, para convertirse en almacenes con algunos artículos disponibles en Amazon. A partir de ahí cualquier persona podría acceder a su teléfono móvil para recoger un pedido pendiente si le viene bien, llevarlo a destino y cobrar por esa cantidad.

Según The Wall Street Journal el servicio (que se sumaría a iniciativas como su ambicioso programa de drones) podría darle a Amazon más control sobre la experiencia de compra y ayudaría a reducir unos gastos de envío que se han incrementado un 31% el último año, más de lo que lo han hecho los ingresos. Las tiendas colaboradoras se beneficiarían además de mejores condiciones a la hora de poder vender sus artículos en esta tienda online.

Ojala esto se haga realidad ya que sería un gran apoyo a la economía mundial y así movería para que las personas se interesen en nuevas formas para trabajar o solo como una entrada extra monetaria.