Diariamente se abren miles de cuentas de Facebook en todo el mundo, de la misma manera que mueren una cantidad similar de personas. Entonces, ¿qué pasa con las cuentas de esas personas que mueren? Bien, pues hasta hace unos cuantos meses no se podía hacer absolutamente nada, lo único que podías hacer era ver de vez en cuando las publicaciones del fallecido.

El contacto delegado.

El contacto delegado es una función agregada recientemente en Facebook. Consiste en designar a una persona de confianza para que, en caso de que la persona dueña de la cuenta llegue a morir, este “contacto delegado” podrá tener un control parcial con la información que se queda en la cuenta del difunto.

De esta manera los amigos, conocidos y familiares del fallecido podrán seguir teniendo un contacto con la persona, que aparecerá con el prefijo “recordando a” una vez que se notifique que la persona murió.

Lo único (y más importante) que no podrá hacer el contacto delegado, es poder acceder a los mensajes privados del occiso ni poder iniciar  sesión como la cuenta del fallecido.

REFERENCIA: Facebook

Previous post

El radio que funciona con energía solar.

Next post

Minecraft ya tiene director