Los días pasan y no hay tregua de parte del presidente Trump contra el mundo, la semana pasada el presidente de los Estados Unidos firmó un decreto para detener el flujo de inmigrantes de siete países: Irak, Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia y Yemen.

Lo cual afecta a muchas empresas en todo el país, también incluyendo a las grandes empresas de tecnología, pues mucho de su personal es de diferentes lugares del planeta. Esto causo una ola de comentarios de personajes importantes dentro de la industria como: Mark Zuckerberg quien es dueño de Facebook, Sundar Pichai, presidente de Google, Sergey Brin, cofundador de Google, etc.

Está fue una medida discriminatoria, donde las personas son juzgadas por sus creencias, rasgos físicos y nacionalidad. Por tal motivo Google ha manifestado su apoyo a todos los inmigrantes que están atrapados en el país, incluyendo empleados y colegas, que son afectados por las radicales desiciones del magnate. Google creó un fondo de crisis para los afectados, por 4 millones de dólares.

El dinero será destinado para asociaciones civiles que se especialicen en la protección a refugiados.

Previous post

Qué ocurre con #DeleteUber

Next post

Ben Affleck ya no dirigirá la nueva película de Batman