Tenemos que reconocer el trabajo de los desarrolladores para vendernos una app, ya que entre más avanza el tiempo se convierten un poquito más sanguinarios.

Hace unos días les platicábamos de “AlarmRun”, una aplicación que te permite subir de nivel cada vez que te despiertas a la hora indicada en el despertador, ahora les presentamos Snap Me Up, una alarma que solo se detendrá hasta que nos tomemos una selfie con la cámara frontal de nuestro smartphone.

Se pueden imaginar las fotos que pueden salir cuando, recién levantados, miramos al móvil y apretamos el botón del selfie. Seguro que esa galería que vamos a crear con el paso de los días no será de la que enseñemos orgullosos a nuestros amigos.

Con esta app podremos ir creando nuevas alarmas, tantas como queramos a una pantalla principal donde es posible diferenciarlas por el código de color. Por ejemplo las azules son las personales, las verdes las del trabajo, etc.

Ponemos hora, día o días de la semana, método para detenerla (normal o con foto), melodía que debe sonar y ya está configurada. Solo hay que esperar a que suene para que aparezcamos frente a la cámara con nuestra mejor cara para sacarnos una selfie.

Lo cierto es que es una idea original y divertida y quién sabe si una forma de ir guardando en nuestro álbum vital un recuerdo tan ‘grato‘ como es el instante en el que nos levantamos todas las mañanas antes de ir a correr, la universidad o el trabajo.

REFERENCIA: Google Play

Previous post

There is no more story.

Next post

Disminución del racismo por medio de la realidad virtual.