La compañía israelí de investigación médica Nuvo Group ha desarrollado un monitor portátil para el embarazo que permitirá a los futuros padres y sus médicos mantener un seguimiento del desarrollo del bebé.

El dispositivo es llamado PregSense y está diseñado para monitorizar de forma constante el estado del feto y la madre. Cuenta con un arnés elástico que se coloca en la barriga y diversos sensores para detectar parámetros como los latidos del corazón del bebé, patadas, e incluso la posición dentro del útero.

Las interfaces del arnés están conectadas con un smartphone por Bluetooth en el que se pueden ver los datos y se pueden transmitir a la nube que es sólo accesible para las madres y sus médicos con el objetivo de detectar los síntomas que pueden conducir a complicaciones en el embarazo.

Los desarrolladores refieren que la versión para usuarios finales costará 250 dólares y estará disponible a finales de 2015, mientras que la versión para uso clínico llegará en 2016, aunque sin dar todavía datos concretos de cuál será su coste final.

“Tendremos una gran cantidad de datos de las mujeres y sus bebés acerca de la frecuencia cardíaca, patadas, posición, y vamos a ser capaces de analizar todos estos datos para predecir acerca de los eventos del embarazo, como el parto prematuro, y cada vez vamos a ser más capaces de intervenir en el momento adecuado “, dijo Varda Shalev, responsable de la investigación.

En los últimos años los wearables han sido de gran interés para cualquiera que quiera conocer más a fondo su actividad como los deportistas, enfermos crónicos, ancianos, niños pequeños y ahora embarazados, siendo posible que los médicos, familiares y los propios usuarios, puedan conocer datos relevantes de su salud.

Previous post

Últimas noticias desde Meridian, Master Chief ha muerto

Next post

Efeméride