El caso de los asesinatos de San Bernardino, la búsqueda de los autores intelectuales por el FBI y la negativa de Apple para proporcionar datos confidenciales de teléfonos, parece que va para largo.

El FBI solicito a Apple que creara una “puerta trasera” para poder acceder a los datos de esos dispositivos, petición que rechazo Apple y que sin duda a dado mucho de que hablar.

La ya mencionada empresa ha defendido su postura a capa y espada, e inclusive sus empleados están tan comprometidos con las normas de la compañía que dijeron estar dispuestos a renunciar de ser necesarios.

El CEO de Apple, Tim Cook ha declarado ya en varias ocasiones que no cederán a las exigencias de la agencia policiaca ya que al crear un sistema para el gobierno con el cual puedan acceder a los teléfonos bloqueados la privacidad de todos los demás usuarios sea expuesta por completo.

Ha sido una larga batalla legal, pero aún existe muchas posibilidades de que el gobierno de los Estados Unidos forcé a Apple a desbloquear el iPhone de San Bernardino, si esto sucede los programadores de la empresa están dispuestos a renunciar lo cual provocaría una tarea casi imposible para el FBI.

Aún falta mucho para que este caso llegue a su fin, pero sea cual sea el desenlace este será clave para la seguridad informática mundial.

Previous post

Waze te ayuda a llegar a tiempo

Next post

Facebook Messenger nos tiene otra sorpresa