El crimen organizado va a variar un poco. Con un entorno situado en 1968, Mafia III nos entrega a un protagonista diverso. Mitad negro, mitad blanco, Lincoln Clay desenvolverá una historia en el sur de Nueva orleans, ciudad en la cual el racismo era el alimento de cada día. Clay pasa momentos difíciles, pues creció como huérfano, intentando embonar en una familia. Cuando luchó en Vietnam, la encontró. No está de más decirlo, pero ha visto de todo.

Aquí no se trata de ser italiano, sino de ir tras ellos. Clay vuelve a la ciudad para toparse con que la mafia negra está siendo limpiada por la italiana. Para colmo, le disparan en la cabeza y lo dan por muerto. El reivindicarse y encontrar venganza es la primicia del videojuego, con un universo diferente pero no por eso menos interesante.

Por supuesto, la ropa y los vehículos de época se fusionan con la música y el ambiente del final de los 60s para entregar un videojuego fantástico. Mafia III se basará en una cinemática bien lograda junto con una historia desarrollada a partir de las decisiones que genere el jugador.

Previous post

Ya puedes “pintar el dedo” en Whatsapp

Next post

Trailer de Final Fantasy XV