Roberto Alvarado y Adrián Ramírez estudiaron en la Universidad Tecnológica de México (Unitec), sus visiones críticas y de conciencia, les permitió diseñar un armazón de lentes oftálmicos con base en PET reciclado.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, más del 40 por ciento de la población sufre de problemas de visión pero muchos de ellos no reciben la atención adecuada por falta de recursos.

Del precio de los lentes, el 80 por ciento lo absorbe el armazón, y el 20 por ciento las micas, esto hace que muy pocas personas lo puedan adquirir, dijo el fundador del proyecto llamado ICH.

La firma actualmente cuenta con cinco modelos y fabrica 4000 piezas mensuales, el precio (mica y armazón) es de 499 pesos, con una resistencia de tres años y una durabilidad tres veces mayor que los lentes de pasta tradicionales.

En 2014, vendieron 5 mil piezas, sin embargo, declaran que debido a la falta de recursos y maquinaria, no ha sido fácil echar a andar el proyecto ICH.

Recientemente ganaron un concurso internacional en el que obtuvieron 50,000 dólares que utilizarán para comprar maquinaria y materia prima para fabricar 10,000 lentes por mes.

Cada mes, ICH dona el 5% de sus lentes a las comunidades marginadas en el Distrito Federal y Veracruz para continuar con la filosofía y el sentido social de su negocio.

Previous post

Ve videos de Youtube mientras navegas en Chrome

Next post

Firefox ya disponible para iOS