Sabemos que los niños aparte de ir al colegio también están interesados en actividades de acuerdo a su edad, pero recientemente un pequeño originario de Finlandia demostró que sus pasatiempos tienen que ver con una computadora y diversos ordenadores, con el propósito de hackear a instagram.

Esta actividad actualmente es considerada como un delito pero al parecer Jani, así es como se llama el niño hacker recibió una recompensa por hacer esta actividad. Se trata nada más que de $10,000 dólares.

Por otra parte Jani descubrió que por medio del campo de comentarios en Instagram se podía agregar un código malicioso y de esta manera eliminar comentarios de otras personas en cualquier foto.

Los creadores de las redes sociales están dispuestos a dar esta clase de recompensas pues para ellos son fallas de seguridad las cuales si son descubiertas por jóvenes hackers son premiadas por los mismos, ya que se detectan errores que aunque sean mínimos pueden poner en jaque a los usuarios de estas redes sociales.

Previous post

Una manita de gato para Apple Music

Next post

GoPro crea nuevas apps para editar videos