Ofrecían privacidad… hasta que el pasado miércoles un ataque informático se la llevó por delante. Más de 37 millones de usuarios en todo el mundo de la red social de citas Ashley Madison vieron cómo aquel día un grupo de hackers hacían públicos sus datos de registro en esta plataforma especializada en propiciar relaciones extramatrimoniales a través de internet.

La compañía explicó que tuvo conocimiento de un intento “no autorizado” de acceso a sus sistemas e inmediatamente lanzó una “profunda investigación” utilizando expertos en técnicas forenses y otros profesionales de seguridad para determinar “el origen, la naturaleza y el alcance” de este incidente. Pero el daño ya estaba hecho.

Ahora, gracias al trabajo de la empresa española Tecnilogica, que ha elaborado un mapa interactivo ubicando el lugar de residencia de los clientes registrados en Ashley Madison, se puede conocer el grado de ‘infidelidad’ por territorios. Y solo en la ciudad de Zaragoza había hasta la fecha del ataque 18.435 usuarios.

“El primer paso fue eliminar los datos sensibles de la base de datos (nombre, dirección, email, etc.). Los datos conservados son el género de cada usuario, la fecha de alta y la ciudad en la que se encuentra. De esta manera, resulta imposible relacionar un punto en el mapa con un usuario en concreto. Además, borramos los datos de los usuarios de ciudades poco ‘animadas’, para evitar el efecto ‘te hemos pillado porque eres el único usuario de Ningunaparte del Arroyo’”, explican los creadores del mapa en su blog.

La ciudad más ‘adultera’ de España, aunque solo sea por su tamaño, es Madrid, con más de 135.000 clientes, seguida de lejos por Barcelona, con 68.513. En cuanto a Aragón, más allá de la capital destaca la popularidad de Ashley Madison en Huesca, con 1.362 registros, seguida de Teruel, con más de 600. Otros municipios como Barbastro (331), Calatayud (307) o Ejea (246) también muestran una notable actividad.

Además, el mapa permite conocer la distribución por sexos, y en este sentido el resultado es abrumador. En la mayoría de los municipios consultados, más del 90% de los clientes eran hombres.

Se trata de solo un ejemplo más de cómo se ha popularizado este tipo de plataformas online para encontrar pareja. Ya en 2012, más de 200.000 aragoneses estaban registrados en alguna web con estas características. De hecho, desde que se desató el escándalo, Ashley Madison ha ganado dos millones de clientes nuevos en tan solo cuatro días.

Demanda millonaria

Mientras, la empresa intenta capear el temporal, que no ha hecho más que comenzar. De momento, dos bufetes de abogados de Canadá, país donde están instaladas Avid Dating Life y Avid Media, las responsables de la web de Ashley Madison, han presentado una denuncia en nombre de “todos los canadienses” afectados por el robo de sus datos personales.

El valor de esta demanda colectiva alcanzaría los 576 millones de dólares. “Numerosos antiguos usuarios han consultado con bufetes canadienses sobre sus derechos. Están indignados de que Ashley Madison fuera incapaz de proteger su privacidad”, señalaban ambos bufetes en un comunicado conjunto.

Previous post

Criticas, criticas y criticas ante el reciente cambio de privacidad en Spotify

Next post

Las Tortugas Ninja “Originales” regresan