Imagina que eres una persona potencialmente propensa a sufrir un ataque cardiaco y que estás de viaje en alguna montaña o algún lugar con un punto de acceso difícil de llegar. Generalmente una ambulancia tardaría un par de horas en dar contigo y tu asustado acompañante.

Con el paso del tiempo, el hombre ha sabido dar un sinfín de usos a aparatos ya existentes, así como hacer mejoras a éstos. Desde hace ya varios años, los drones, que no son más que vehículos aéreos no tripulados, fueron utilizados con fines de seguridad y más recientemente bélicos, sin embargo, un diseñador industrial de la Universidad de Técnica de Delft, en Holanda, hizo una innovación en los drones que podría salvar unas cuantas vidas alrededor del mundo.

La idea del diseñador fue bastante sencilla colocar un desfibrilador al dron, un aparato que da una descarga eléctrica al paciente que literalmente puede salvar la vida de una persona. Antes había preguntado qué pasaría si te encontraras en algún lugar alejado y fueras propenso a un ataque cardiaco. Creo que ahora se puede dar cuenta de a dónde va todo esto.

A pesar de que el dron se encuentra en una etapa experimental, y que en estos momentos se vería más bien como un pequeño helicóptero cargando un desfibrilador, la idea ha generado bastantes expectativas en la comunidad médica de aquel país, ya que el prototipo, un pequeño dron de 6 hélices, puede alcanzar una velocidad de 100 k/h y puede cubrir en cuestión de minutos un perímetro de 12 k. esto, más la tecnología GPS, podría llegar en un tiempo record a cualquier punto (incluida la montaña a dónde vas correr).

Se estima que con este dron, las posibilidades de sobrevivir de una persona que se encuentre en una situación hipotética como la que se planteó pasarían de un 8% o un 80 %, mucho mejor ¿no crees?

REFERENCIA: Tudelf

Previous post

Atajos de teclado para diversas redes sociales.

Next post

Coachella en vivo como si estuvieras ahí.