En Audi no quieren que abandonemos del todo la costumbre de reponer combustible en nuestros automóviles, pero al menos sin dañar al medio ambiente. Denominado “e-bencina” esta sería la primera ocasión en que se obtiene gasolina a partir de las plantas.

Es el segundo combustible sintético que la marca anuncia tras dar a conocer hace unas semanas su primer gasoil diesel obtenido a partir de dióxido de carbono y agua. Ahora este nuevo combustible, del que también están ausentes los combustibles fósiles así como los sulfuros y el benzeno, por lo que su combustión respeta al medio ambiente

Este nuevo combustible es fruto de la colaboración entre la alemana Audi y la empresa francesa Global Bioenergies, que el año pasado inició un programa piloto de producción de isobutano gaseoso a partir de biomasa procedente de azúcares fermentados de la glucosa de derivados del maíz.

Audi y Global Bioenergies quieren evolucionar su fórmula de manera que en el futuro la “e-bencina” pueda obtenerse sólo a partir de agua, hidrógeno, dióxido de carbono y luz solar y a tal fin Audi está construyendo en Alemania una planta capaz de producir 100 toneladas de isooctano y de isobutano de alta pureza el próximo año.